Diferencias entre gas LP y el gas natural

Muchas personas se debaten para decir qué es lo mejor para su instalación en el hogar ¿Gas LP o gas natural?  Te explicamos sus principales diferencias y cualidades para que tomes la decisión más acertada:

 

Su nombre:

El gas LP significa gas licuado de petróleo, su nombre se debe al proceso que se lleva a cabo para su extracción, del que hablaremos más adelante. El gas natural, recibe su nombre porque se utiliza casi de la misma forma en la que se extrajo.

 

Su composición:

El gas LP es una mezcla de gases principalmente compuesto por butano y propano y el gas natural es metano.

La extracción:

El gas LP es un hidrocarburo derivado de la refinación del petróleo, es un deshecho. Para su proceso es necesario “licuarlo”, es decir, someterlo a bajas temperaturas y a presiones muy altas. En cambio, el gas natural, utiliza el fracking, una técnica que perfora pozos con tubos a más de 2500 metros de profundidad con el objetivo de crear una fractura de la roca a través de la inyección de varios químicos a alta presión. Esto permite que el gas encerrado en el sustrato salga a la superficie.

Su poder calorífico:

El gas LP tiene un poder calorífico 2.5 veces superior al del gas natural. Es decir, que el calor que genera el gas LP es mucho mayor, por lo que alcanzará mayores temperaturas en un menor tiempo y usarás menos gas.

Su forma de distribución y accesos:

El gas LP se distribuye desde las plantas a los hogares a través de autotanques o unidades que llevan cilindros. El servicio puede llegar a cualquier parte del país, no hay ninguna limitante, por ello más del 80% de los mexicanos lo prefieren. En el caso del gas natural, su distribución se limita a sus redes. Para que la tubería llegue a tu casa, tiene que haber una red cercana y tienes que realizar la instalación que puede resultar invasiva al tener que abrir banquetas y realizar la conexión, sin embargo, su uso es continuo.

Su impacto en el medio ambiente:

Muchas personas refieren que el impacto del gas LP en el medio ambiente es menor en términos de extracción, ya que es un desecho. En cambio, el gas natural, daña mantos acuíferos, ríos y el sustrato con su extracción, ya que mucho del gas se filtra a través del subsuelo gracias al fracking. En términos de distribución el gas natural, afecta menos al estar por tuberías y el gas LP requiere un vehículo que lo transporte. La parte amable es que actualmente ya hay vehículos que se mueven con gas LP que tienen cero emisiones de CO2, lo que brinda otra gran ventaja al gas LP e inclina la balanza una vez más a su favor. Descubre el porqué aquí.

Su alcance:

Como se mencionaba anteriormente, muchas personas están buscando generar un menor impacto en el ambiente y han convertido sus autos de gasolina a gas LP. La ventaja que ofrece el gas LP es que hay una cantidad significativamente mayor de estaciones de carburación que permitirán en comparación a las de gas natural, esto permitirá recargar del preciado combustible en más puntos.

Sus riesgos:

Ambos gases son igualmente inflamables, por lo que su riesgo es igual en este tema y es la razón por la que se debe tratar con cuidad. A pesar de ello, si hay diferencia en la forma en la que se presenta el riesgo: el gas LP tiende a concentrarse ya que no es tan ligero, por lo que si se presenta una fuga es necesario abrir puertas y ventanas para ventilar el área. En cambio, el gas natural se disipa fácilmente, sin embargo, muchas personas le temen ya que las tuberías están por debajo de los hogares y si se presenta una fuga en las conexiones es más difícil de detectarlas y corregirlas, por lo que se está más expuesto.

 

Ahora que estás más informado, te invitamos a consultar más fuentes para que corrobores la información que te compartimos y puedes tomar una mejor decisión. Si tienes alguna pregunta, no dudes en contactarnos para que estés más informado.

Y si requieres tu servicio, no dude en comunicarte, recuerda que somos “El gas que te da más”.